Cerulean Blue: Devil Wears Prada

filmexperience-blogspot-com

 

Miranda Priestly: [Miranda and some assistants are deciding between two similar belts for an outfit. Andy sniggers because she thinks they look exactly the same] Something funny?

 

Andy Sachs: No. No, no. Nothing’s… You know, it’s just that both those belts look exactly the same to me. You know, I’m still learning about all this stuff and, uh…

 

Miranda Priestly: ‘This… stuff’? Oh. Okay. I see. You think this has nothing to do with you. You go to your closet and you select… I don’t know… that lumpy blue sweater, for instance because you’re trying to tell the world that you take yourself too seriously to care about what you put on your back. But what you don’t know is that that sweater is not just blue, it’s not turquoise. It’s not lapis. It’s actually cerulean. And you’re also blithely unaware of the fact that in 2002, Oscar de la Renta did a collection of cerulean gowns. And then I think it was Yves Saint Laurent… wasn’t it who showed cerulean military jackets? I think we need a jacket here. And then cerulean quickly showed up in the collections of eight different designers. And then it, uh, filtered down through the department stores and then trickled on down into some tragic Casual Corner where you, no doubt, fished it out of some clearance bin. However, that blue represents millions of dollars and countless jobs and it’s sort of comical how you think that you’ve made a choice that exempts you from the fashion industry when, in fact, you’re wearing the sweater that was selected for you by the people in this room from a pile of stuff.

 

 

——————

 

 

Andy Sachs: Bueno, es que esos dos cinturones me parecen exactamente iguales… Ya sabes, aún estoy aprendiendo sobre estas cosas.

 

Miranda Priestly: Estas… ¿cosas? Oh… ya veo, piensas que esto no tiene nada que ver contigo. Tú vas a tu armario y seleccionas no sé… ese jersey azul deforme porque intentas decirle al mundo que te tomas demasiado en serio como para preocuparte por lo que te pondrás.Pero lo que no sabes es que ese jersey no es azul, no es turquesa ni es marino, en realidad es cerúleo. Tampoco eres consciente del hecho de que en 2002 Oscar de la Renta presentó una colección de vestidos cerúleos y luego creo que fue Yves Saint Laurent ¿no, el que presento chaquetas militares cerúleas? Necesitamos una chaqueta. Y luego el azul cerúleo apareció en las colecciones de ocho diseñadores distintos y después se filtró a los grandes almacenes y luego fue hasta alguna deprimente tienda de ropa a precios asequibles donde tú sin duda lo rescataste de alguna cesta de ofertas. No obstante ese azul representa millones de dólares y muchos puestos de trabajo y resulta cómico que creas que elegiste algo que te exime de la industria de la moda cuando de hecho llevas un jersey que fue seleccionado para ti por personas como nosotros entre un montón de cosas…

 

 

 

Touché

 

¿no es genial?

 

 

Yo pienso algo similar, pero al contrario. La gente se cree que por leer el Vogue ya son unas fashionistas y luego les dices que quién es Azzedine Alaïa o Cathy Horyn y no saben responderte. Ingenuos.

Pin It

4 thoughts on “Cerulean Blue: Devil Wears Prada

    Dorada • Oct 25, 2007, 23:57
  1. Sin duda el monólogo es de lo mejorcito de la peli. Y podría decir que una muy buena lección de moda, digno de honoris causa.
    Un saludo

  2. Aretha • Oct 26, 2007, 21:19
  3. Me encantó esa película, tan entretenida. Ese monólogo refleja una de las pocas cosas que no son ficción en la trama, y lo que tu adhieres es tan cierto como que el mar es azul. Hay gente muy falsamente engreída…

  4. Anonymous • Nov 3, 2008, 1:02
  5. esa es una de mis partes favoritas de la peli me encanta!!

  6. Hola!!! estaba leyendo tu blog y me parece que lo que dices en el artículo del azul cerulio tienes toda la razón!
    Me encanta tu blog! si puedes pásate por el mío!

Leave a Reply