El día que dejé de comprar ropa

jessica-chastain

Hace dos años decidí dejar de comprar ropa, en plan experimento y reto personal. Me había dado cuenta de que realmente no necesitaba más. Estuve seis meses sin pasar por la caja de una tienda y sin hacer click en el botón “añadir a la cesta” de las e-shops. Un año después volví a probarlo, y también duré otros seis meses aproximadamente.

Lo cierto es que fue fácil. Muy fácil. Aunque no recuerdo por qué lo dejé, sé que no fue porque sintiera la necesidad impetuosa de comprar. Desde entonces compro mucho menos, cuando lo hago es porque necesito una prenda en concreto, y los caprichos son mínimos. Creo que después de seguir tantos blogs de moda, leer revistas de moda, y escribir sobre moda, el impulso consumista me ha desaparecido del todo, o casi.

Muchas veces me han preguntado por qué empecé a interesarme por la moda, pero creo que no lo he llegado a contar aquí en el blog. Llegué a la moda a través de la fotografía. En concreto, de esta:

lilycole-arthurelgort

Vi la imagen en una web de literatura y, no sabría explicar por qué, aquella escena me fascinó. Poco después descubrí que se trataba de una fotografía de Arthur Elgort con la modelo Lily Cole publicada en Vogue UK. Investigué el trabajo del fotógrafo, lo que me llevó a conocer a otros grandes como Steven Meisel, Annie Leibovitz, Helmut Newton, Paolo Roversi o Mario Testino, todos ellos colaboradores de la revista. Decidí comprarme un número, pues por lo que parecía, aquella publicación tenía a grandes artistas en su equipo. Y no dejé de adquirirla cada mes a partir de aquel día. De las editoriales pasé a interesarme en las colecciones, los diseñadores, y en la moda como industria. Abrí un blog para compartir esta pasión, y el resto de la historia ya lo conocéis.

La moda para mí siempre ha sido una forma de expresión creativa y personal, más allá de tener un armario repleto de prendas que ni siquiera recuerdo haber comprado. Me gusta ver las últimas colecciones y maravillarme ante la genialidad de Miuccia Prada, y me parece realmente interesante observar el fenómeno de las tendencias y su corto pero circular ciclo de vida, o la evolución de las estrategias de marketing de las marcas.

Cada vez que olvido por qué empecé a interesarme por la moda vuelvo a ver este vídeo del desfile de Alexander McQueen Primavera/Verano 1999:

Es ver esto y recordarlo todo. De hecho, acabo de verlo ahora y me he quedado sin palabras. Alguien dijo que la moda no puede considerarse arte porque tiene un intrínseco propósito comercial, pero no me parece una razón de peso, sobre todo después de haber visto este vídeo. Bajo esta premisa podríamos acabar con el debate de si la obra de Jeff Koons es arte o no.

– Pero volvamos a la cuestión de la que os quería hablar.

Hace unos meses conocí a Lula Rodríguez-Alarcón, directora de comunicación de Intermón Oxfam. Era un día bastante frío y yo llevaba un abrigo negro de hacía un par de temporadas. “¡Me gusta tu abrigo!”, recuerdo que me dijo. Le conté dónde lo había comprado (en una marca lowcost), y me respondió enseguida: “Uy, pues es muy bonito, ¡pero poco sostenible!”. A continuación pasó a relatarme que desde hace cuatro años no compra nada que no sea de comercio justo, fabricado en España o bajo estándares de justicia laboral.

Muchas pensarán que tengo que ir hecha un desastre pero en realidad voy de punta en blanco. Tras años practicando y con los cuatro últimos intensivos ya tengo un enorme ajuar de ropa maravillosa, con una calidad excepcional. Así que, sí se puede ser fashion victim y ser activista de los derechos laborales en todo el mundo”. Lula lo cuenta en un post en 3500 Millones, el blog dedicado a la pobreza que escribe junto a Gonzalo Fanjul y otros grandes colaboradores (si no lo conocéis os lo recomiendo mucho).

Una semana después me invitó a la tienda de Intermón Oxfam (c/ Alberto Aguilera 15) donde tienen productos de comercio justo, desde kits para hacer huertos orgánicos hasta cuadernos, pasando por todo tipo de alimentos, además de su marca de ropa Veraluna, una firma de moda que para ser de comercio justo es bastante asequible. A ver si es que el problema con la sostenibilidad de las marcas lowcost no es por sus precios bajos, sino por su modelo de negocio…

Estaréis pensando (yo también, lo reconozco) que la mayoría de la ropa sostenible es cara, no es bonita, no va a la moda, no se encuentra fácilmente, y que, en definitiva, es difícil renunciar a ese vestido tan bonito de cierta marca con prácticas laborales un poco cuestionables. Pero sí que existen alternativas. Aquí podéis ver nueve marcas eco-friendly con buen diseño (Ecoalf y Reformation son de mis favoritas).

No es cuestión de volverse 100% eco de la noche a la mañana, sino de ir adoptando poco a poco costumbres más sostenibles. Cosas tan sencillas como no desechar la ropa sólo porque sea de la temporada pasada Parece algo lógico, pero en el sector de la moda no lo es tanto. Una vez fui a una gala de premios de una revista con un vestido que me había comprado el año anterior, y una editora amiga mía no pudo evitar señalármelo con cierto desdén. Quizás debí haberlo guardado en el armario y haber esperado 20 años hasta que se considerase vintage y ya pudiera volvérmelo a poner.

Os animo a probar el reto de estar seis meses sin comprar nada de ropa. Es un buen comienzo.

Cómo ser más sostenible a la hora de vestir:
1. Apuesta por el comercio justo.
2. Apoya marcas jóvenes y de producción local.
3. Compra menos.
4. Recicla la ropa que ya no te pongas, dónala, regálala.
5. Desconfía de camisetas que valen 4€. Y de las que valen 60€ también. Mira la etiqueta.
6. Compra ropa vintage o de segunda mano.
7. Renuncia al modelo del fast-fashion.
8. Confecciona tu propia ropa. En su defecto, acude a una modista.
9. Modifica y altera prendas que ya te pongas para darles otra oportunidad.
10. Difunde el mensaje.

¿Cómo os tomáis esta cuestión? ¿De qué manera apoyáis la sostenibilidad en vuestro armario? ¿Qué propuestas se os ocurren para las marcas de moda?

VERALUNA
veralunaveraluna2veraluna4

ECOALF
ecoalf_lookbook_moda_reciclada_sustainable_fashion_spring_summer_2015_13_ecoalf_lookbook_moda_reciclada_sustainable_fashion_spring_summer_2015_18_ecoalf_lookbook_moda_reciclada_sustainable_fashion_spring_summer_2015_28_

HOSS INTROPIA
1426243287_12_625 copiaT-shirt designed by Ana Kras in collaboration with Intermón Oxfam

join-the-reformation1join-the-reformation3join-the-reformation4join-the-reformation6join-the-reformation7join-the-reformation8

Pin It

14 cosas que leer sobre Mad Men

mad-men-0909-03

Mad Men se acaba y conforme se acerca la fecha del estreno del último episodio me siento más y más como Don Draper: me pregunto qué será de mi futuro, no le encuentro sentido a las cosas, noto un vacío que se aproxima.

Con el fin de Mad Men se va una de las mejores series que se ha producido para televisión. Una de esas (pocas) series que puedes ver una y otra vez, y encontrar nuevos significados y matices que la primera vez te habían pasado desapercibidos. La serie creada por Matthew Weiner era capaz de deslizar claves argumentales en planos aparentemente inocentes pero cargados de contenido. Ropa tirada en el suelo, una estantería que parece derrumbarse, una alfombra manchada de vino. Todo significa algo.

A lo largo de estos años se han escrito cientos de artículos sobre la serie, cada fotograma ha sido analizado al milímetro con la esperanza de averiguar quién es Don Draper. En lugar de escribir un artículo más, he decidido seleccionar varios reportajes y entrevistas interesantes que he ido leyendo a lo largo de estas siete temporadas. He incluido también algunos que fueron publicados en este blog.

edward-hopper-wallpaper
La influencia de Edward Hopper en la estética de la serie
La alienación, la angustia y la soledad de los cuadros de Hopper marcaron el cine de los años 40, especialmente el de Hitchcock (véase La ventana indiscreta). La estética del pintor americano vuelve a filtrarse en nuestras pantallas a través de Mad Men. Un buen análisis sobre las numerosas referencias escrito por Carlos Reviriego.

8003_G27_fr46.tifDesde el principio
Los creadores de Mad Men relatan la evolución de la serie, desde los primeros borradores del guión hasta ahora.

peggy-olson-marijuana
Sobre el relato y el cuento en la estructura de los guiones
Gran artículo de Enrique Vila-Matas acerca de la fragmentación de las historias dentro de la serie, donde cada momento puede apreciarse como un relato independiente.

image
El cine que marcó Mad Men
Las películas que hay que ver para entender la concepción estética de la serie. Con la muerte en los talones, El apartamento, Vértigo, Terciopelo Azul… Recomendadas por Matthew Weiner.

mad-men-interiors34
Los decorados, los muebles y el diseño de interiores
Un análisis sobre los decorados más representativos de la serie, su significado dentro de la historia y su relación con cada personaje a lo largo de su evolución. Recomendable este vídeo también.

16cosas
16 cosas que puedes aprender de Mad Men
Guarda ropa de recambio en tu despacho, sé misterioso, simula disparar a las palomas de tu vecino para liberar el estrés, y otras lecciones de la familia Draper.

Captura de pantalla 2015-04-27 a la(s) 00.27.26Sally
Matthew Weiner y Kiernan Shipka (Sally en la serie, gran personaje), hablan sobre qué significa crecer en la pantalla.

madmen-behindthescenes5
Detrás de las cámaras
Geniales fotografías de James Minchin tomadas durante los rodajes.

la-ig-0405-mad-men-fashion-20150405
El vestuario
Janie Bryant explica los detalles detrás de algunos de los looks más icónicos.

120326_mad-men-13_p323 copiaIt’s toasted’
Los anuncios reales que se publicaron en The New Yorker durante la época en la que se desarrolla la serie.

madmen-annieleibovitz1
La editorial de Annie Leibovitz
Hace algunos años, Annie Leibovitz fotografió a January Jones y Jon Hamm en su papel de Betty y Don para Vanity Fair. Una maravilla de imágenes.

don-draper-women-00Las mujeres de Don Draper
Un recorrido por los personajes femeninos de la vida de Don, en forma ilustrada.

madmen-annieleibovitz3El coste de la vida
¿Cuánto habría que pagar ahora por el apartamento de Peggy? ¿Y los tres Martinis del almuerzo con clientes? Aquí tenéis un índice de precios para haceros una idea.

dondraperinferno¿Qué lee Don Draper?
Una lista exhaustiva de todos los libros que han aparecido en la serie. Incluyendo los que se ven de refilón en las estanterías.

Pin It